Unión Europea e IICA ayudan a mitigar los problemas de inseguridad alimentaria y nutricional ocasionados por covid-19 en el sector cafetalero de Centroamérica

Acuerdo de apoyo internacional da esperanza al Agro..

San José, 3 de julio de 2020 (IICA). – En medio de la actual crisis sanitaria y económica mundial a causa del COVID-19, la Unión Europea y el IICA buscan complementar los esfuerzos nacionales para mitigar los impactos de la pandemia, que podría acentuar la problemática de seguridad alimentaria y nutricional que ya aquejaba a más de 2.5 millones de personas estimadas en situación de crisis o emergencia alimentaria en Centroamérica.

Ante la necesidad de adoptar medidas inmediatas que contribuyan a satisfacer las necesidades alimentarias de los pequeños y medianos productores de café en los países priorizados por el Programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café (PROCAGICA), se diseñó y activó una estrategia orientada a fortalecer la diversificación productiva a través de la siembra de cultivos de ciclo corto, como granos básicos y hortalizas.

La estrategia en su primera etapa ha beneficiado directamente a 4.518 familias productoras de café, quienes durante la siembra denominada de “primera”, establecieron cultivos como frijol, maíz, habichuela, pepino, rábano, pipián y ayote. La producción obtenida será utilizada para el autoconsumo de las familias centroamericanas, así como también para la generación de ingresos adicionales producto de la comercialización local.

Katherine Escarlen Zamora, de la Unión de Cooperativas de Peñas Blancas, La Dalia, en Nicaragua, ya vio germinar las primeras semillas. “Agradecemos a los programas de la Unión Europea y el IICA por habernos dado esta semilla de maíz y los insumos para la cosecha y ya tenemos buenos resultados, porque las plantas nacieron parejas y esperamos tener un buen rendimiento”, afirmó.

"Prestar asistencia inmediata con el propósito de proteger la producción alimentaria de las familias cafetaleras, disponer de alimentos para el autoconsumo y comercialización es una de las prioridades que deben promoverse en los países de la región para minimizar los impactos que la actual crisis sanitaria pueda ocasionar", explicó Marcelo Núñez, Representante del IICA en Nicaragua.

Esta estrategia se orienta a trabajar bajo un enfoque de especialización de los medios de vida, donde se busca concentrar esfuerzos y recursos sobre aquellas actividades que mejores ingresos y beneficios puedan representar a las familias productoras de café en cada país y territorio.

“Ante la crisis por el Covid-19 estamos siendo beneficiadas alrededor del 50% de las productoras de la asociación femenina APROLMA con un kit de seguridad alimentaria, que tiene semillas de hortalizas y granos básicos”, dijo Dilcia Edith Vázquez, socia de esa cooperativa en Honduras.

“Las mujeres que lo reciben están muy agradecidas porque ayuda un poco a paliar la situación y de esta manera garantizan su seguridad alimentaria y la diversidad en su plato de comida porque van a poder consumir verduras; también en granos básicos como frijol y maíz”, agregó.

Franklin Marín, Representante del IICA en Honduras, consideró que es muy importante que PROCAGICA “esté complementando positivamente con los esfuerzos del gobierno hondureño a través del Bono de Solidaridad Productiva y el Bono Cafetalero, contribuyendo con la gestión de las familias cafetaleras para mejorar producción, productividad, seguridad alimentaria y generación de ingresos”. 

El Bono solidaridad productiva tiene como objetivo mejorar la seguridad alimentaria al incrementar el rendimiento en el cultivo de granos básicos; mientras que el bono cafetalero está destinado a la distribución de insumos para mejorar la productividad en las fincas de café.

En Guatemala, otra de las beneficiadas, Rosa Margarita Alonso, de la Asociación de Caficultores de Juan del Río del municipio San Juan Ermita agradeció a la Unión Europea y el IICA por la entrega de semillas de maíz, que “beneficiará a nuestra comunidad, y habrá alimento para abastecer a las familias en medio de la situación que estamos viviendo por esta enfermedad del covid-19”.

María Febres, Representante del IICA en el país, enfatizó que a través de PROCAGICA en Guatemala “se está apoyando a regiones altamente vulnerables a la inseguridad alimentaria y nutricional en los territorios que integran el corredor seco donde la disponibilidad de alimentos está en riesgo, así como en la región de occidente que también se ha visto afectada”.

La diversificación productiva con granos básicos es una alternativa que se suma a los esfuerzos nacionales para mitigar los impactos de COVID-19 y cuenta con el acompañamiento y seguimiento de la Unidad de Área del programa y la Asociación Nacional del Café, y ha beneficiado a 2682 familias, afirmó Febres.

A nivel de los países donde se implementa el PROCAGICA, continuarán implementándose estas acciones durante el ciclo de “postrera” de 2020 y el nuevo ciclo de “primera” de 2021, esperando apoyar a cerca de 8000 familias en total.

La estrategia se basa en el aseguramiento de la producción y productividad del café como cultivo principal, el fortalecimiento de la diversificación productiva de las fincas cafetaleras mediante la implementación de cultivos de ciclo corto para autoconsumo y comercialización,  el desarrollo de herramientas virtuales para fortalecer capacidades a técnicos y productores de la región y la promoción y establecimiento de parcelas demostrativas mediante el uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) para fortalecer los procesos de innovación y transferencia tecnológica.

El Programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café es una iniciativa internacional donde la Unión Europea y el IICA trabajan juntos para mejorar las condiciones de producción y vida de los pequeños caficultores de Centroamérica y República Dominicana.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Share This