Cría, Reproducción, Mantenimiento y Alimentación de la Gallina de Patio a Nivel Casero

Un informe sobre esta actividad en detalle..

Por Prof. Julio C. Cedeño R. 1

Introducción

Desde épocas pasadas de nuestras vidas en el interior, no es difícil traer los recuerdos de cuando niños veíamos con mucha frecuencia en aquellos patios, algunos animales de corral (patos, gallinas, palominos, etc.), donde imperaban los coloridos gallos que se adueñaban del lugar y las esponjadas y vanidosas gallinas de patio caminando con sus parvadas de pollitos; removiendo los suelos en busca de bichos.

 Recordamos los días en que la gente solía sentarse a comer con muchas ganas un plato de arroz blanquito adornado de uno o dos huevos de gallina de patio fritos al gusto del comensal,  También vale la pena recordar los días especiales cuando alguien cumplía o se casaba; en las casas se veía el entusiasmo de la gente aliñando las gallinas para el festín.

 Es bonito recordar todas esas cosas; pero ya todo ha cambiado; los insumos han subido de precio, hay más enfermedades, en muchos lugares criar gallinas no es permitido, los hurtos pecuarios están a la merced del día, “uf!...Tomarse un sancocho, es un lujo que cualquiera no se puede dar”. Es por eso y más; que  en esta edición hablaremos sobre la cría, reproducción, mantenimiento y alimentación  de la gallina de patio a nivel casero.

 Cría

Las gallinas de patio Galluscresta, son aves cuyas raíces provienen de especies de aves de la misma familia (Gallinácea: aves con esternón aquillado y pechugas carnosas, que solo pueden volar bajo y cortas distancias), que vivieron en libertad hace mucho tiempo atrás y aunque estas han evolucionado y sufrido mejoras genéticas hechas por el hombre, aún conservan ciertas características de sus antepasados.

 Para criar gallinas de patio hay que tener más que conocimiento; dedicación, mucho cariño por la especie y tacto con las mismas. Las gallinas de patio, tal como su nombre lo dice, son animales que a diferencia de otras aves similares; se adaptan al suelo, les gusta estar en el mismo y gozar de cualquiera cosa que este les brinde, desde una brusca hasta un insecto, un pequeño roedor o si bien un pequeño reptil en algunos casos, como cualquiera que ha tenido la oportunidad de aliñar a una de estas aves ha podido observar en el buche; lo que el animal ha comido.

 El patio debe ser un lugar agradable, libre de humedad excesiva, con sitios donde reposa el sol y otros que le brinden sombra, ya que; a las gallinas les encanta agitar sus plumas mientras la tierra está húmeda por el rocío de la madrugada y es bañado por los rayos del sol en horas de la mañana y reposar junto a su parvada, a la sombra de un árbol en las tardes calurosas.

 Como las gallinas son prácticamente omnívoras (comen de todo), hay que tener cuidado cuando les suministramos cualquier tipo de comida, también hay que ser precavidos cuando fumigamos dentro del perímetro donde éstas se alojan o viven (corrales, nidos, talanqueras) ya que cualquier químico podría causarles serios daños hasta la muerte.

 Aunque tratamos de bridarles una vida sana y libre de medicamentos y hormonas, es necesario realizar aplicaciones de algunos productos cuando el tiempo cambia de la estación seca a lluviosa y viceversa para evitar el estrés más que todo, ya que éste suele debilitar el sistema inmunológico de estos animales y ser infectados por una o más de las muchas enfermedades a las que las gallinas están expuestas.

 Si la cría de gallinas se lleva a cabo en un lugar donde llueve mucho, es preferible construir una galera donde éstas puedan refugiarse cuando llueve y brindarles una cama de cascarilla de arroz para proporcionarles calor y aislarlas del contacto directo con el suelo e inclusive se le puede colocar una talanquera hecha de madera o bambú (de 1 metro de altura por lo menos), para evitar el ataque de los depredadores, aunque a las gallinas de patio les encanta dormir en las ramas de los árboles.

 Reproducción

Si bien es cierto cuando escuchamos hablar a aquellas personas que se dedican a la cría de estos animales podemos percatarnos que no hablan de razas sino de “la semilla” que tienen, debido a que no sabemos si las gallinas de patio provienen de alguna raza en particular.

 Las gallinas de patio mantienen diferentes patrones en su plumaje, hay cenizas, caratas, negras, blancas, coloradas, coloradas cenizas, caratas blancas, etc. Los gallos también se pueden encontrar de diferentes colores: giros, colorados, caratos, blancos, cenizos, negros, etc.

 El asunto es que quien se dedica a reproducir esta especie de aves, siempre busca rasgos genéticos tales como: patas negras o blancas en las gallinas se asemejan más a una gallina orgánica, crestas cierra piña en los gallos, pescuezo pelado o careca en gallinas y gallos, caras papújas en las gallinas, plumaje encrespado o grifo en las gallinas, estas y muchas características que se pueden obtener cuando un criador es dedicado, curioso y cuidadoso, siempre buscando intercambiar gallos en la busca de sangre fresca que pueda proporcionar buenas características y así alejar a sus gallinas de patio del término “gallina de fomento”, de ser así tendrían menos competencia en el mercado, aunque no está de más cruzar animales de granja o fomento (animales que provienen de plantas de incubación o de compañías que se dedican a la explotación de este tipo de pollos) en específico gallos que pueden aportar rasgos como el tamaño, poder de conversión de alimento y el peso de los pollos.

 Hay productores que prefieren gallos de orejas blancas porque de generación en generación se ha casi comprobado que producen descendientes hembras en su mayoría, otros prefieren gallos de pescuezo pelado por que se dice que son más resistentes a las inclemencias del tiempo (al calor) y a los depredadores les parecen más agresivos, cosa que no ha sido comprobada.

 También se toman en cuenta los descendientes (hijos e hijas) de gallinas que son resistentes a las enfermedades, mantienen muy buena calidad y cantidad de postura en su vida activa, el peso de los pollitos que éstas han dado al criadero, también que han sido buenas madres; ya que estas características van a ser transmitidas a las nuevas generaciones. Las gallinas que han sido buenos ejemplares siempre tienden a ser reconocidas en el gallinero ya que son las primeras en comer y subir al árbol.

 Todos estos aspectos mencionados anteriormente pueden ser comprobados y evaluados en un corto periodo de tiempo ya que la gallina incuba sus huevos por 21 días y en un lapso de 2 meses se pueden observar algunas características en los pollitos.

 Mantenimiento y Alimentación

Si bien es cierto los animales se ven mejor desde el ojo del dueño, ya que es quien los alimenta, los cuida, a quien estos conocen y es quien observa diariamente la condición de cada uno de estos; razón por la cual es la persona indicada para tomar decisiones en un momento dado.

 La gallina de patio es un animal activo en todo el sentido de la palabra, las hembras siempre con su grupo de compañeras de patio o si bien de sus parvadas de pollos, los pollos siempre aprendiendo sobre cómo ser machos reproductores y los gallos cortejando a las gallinas o tratando de alcanzar a estas que no se dejan pisar (aparearse); esto hace a las gallinas, aves con mucho apetito y demanda nutritiva.

 El agua es muy importante en la vida de todos los seres vivos, echo que no descarta la gran demanda de este elemento en la vida de las gallinas, especialmente en los periodos del año donde imperan las altas temperaturas y las humedades excesivamente altas, ya que suelen tomarse desde uno hasta tres litros de agua por animal por día, ésta deberá ser limpia y fresca.

 La alimentación de estos animales debe ser variada y darles desde alimentos concentrados hasta sobras de la cocina, cuando alimentamos con esta última; si son sobras de arroz, éstas deberán ser sobras del día que no estén fermentadas y luego deberán ser lavadas antes de suministrárselas para evitar el exceso de grasa, podemos también alimentar con pasto picado, botón de oro, hojas de yuca (orear ambas leguminosas) etc., también se puede acondicionar un área con tierra suave en la cual introduciríamos lombrices californianas u otras especies de insectos que luego le servirían como suministro de proteínas a los animales, las gallinas de patio o traspatio son animales a los que más que una buena alimentación, área para desarrollarse, salud y buenas condiciones; les encanta el buen trato del dueño ya que entre estos deberá existir una buena convivencia.

 Conclusión

Criar un animal no es fácil y menos uno al que con mucha frecuencia suele gustarle más el patio y hasta la cocina de sus vecinos, motivos por el cual debemos seguir cada indicación de personas conocedoras del tema ya sean; criadores o profesionales con experiencia, a la hora de tomar la decisión de llevar a cabo ésta actividad.

 También es importante saber que quien cría gallinas y exclusivamente de patio, puede estar expuesto a enfrentamientos constantes ya sea, con animales que andan en busca de comida (coyotes, perros, tigrillos, zarigüeyas, etc.) y en algunos casos personas que se dedican a tomar lo ajeno, siendo esta actividad un acto que compromete y confina a los dueños de criaderos a vivir siempre atentos y pasar gran tiempo de sus vidas atados a su gallinero.

 Referencias

Manejo Eficiente de Gallinas de Patio-www.fao.org/3/a-as541s.pdf.

Guía Sobre La Cría de Gallinas de Patio-www.planetahuerto.es.

Crianza de Gallinas de Patio-www.clarorural.com-pe.

 ____________________

  1. Técnico en Ciencias Agrícolas, Universidad: Chippewa Valley Technical College, Wisconsin, U.S.A, Extensionista e Inspector en la Coordinación Agrícola, MIDA R3, Chitré, Herrera. Celular: 6712-0532, email: promas05@gmail.com
Share This