Incorporar a los Pequeños y Medianos Productores a las Nuevas Tecnologías es Fundamental para Cerrar Brechas en la Producción Agrícola

Soluciones digitales

Argentina. La incorporación de nuevas tecnologías a la producción agroalimentaria debe incluir a los pequeños y medianos productores, de manera de cerrar las brechas competitivas que los perjudican y favorecer el desarrollo del potencial agroalimentario de América Latina y el Caribe.

En esa premisa coincidieron los expositores del seminario “Soluciones digitales para mejorar el comercio y la trazabilidad de los alimentos. ¿Qué es el blockchain y cómo aprovecharlo?”, organizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina junto al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y que contó con la participación en la modalidad virtual de actores del sector agroalimentario tanto público como privado.

Las oportunidades de innovar a través del uso de tecnologías digitales en el comercio de productos agropecuarios y de alimentos incluyen herramientas tales como la internet de las cosas (IoT), el manejo masivo de datos (big data), la cadena de bloques (blockchain), las aplicaciones móviles, la inteligencia artificial y el uso de drones, entre otros, cuya incorporación aceleró la pandemia.

El Secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional de Argentina, Marcelo Alós, hizo hincapié en que la pandemia ha hecho a los consumidores más exigentes en cuanto a la información sobre los alimentos.

“Estamos obligados a producir con mayor calidad y a usar bien los recursos. Es fundamental indagar en alternativas para mejorar la seguridad e inocuidad de los alimentos y las nuevas tecnologías nos dan la oportunidad. Tenemos que mostrar a la sociedad cómo se producen los alimentos”, afirmó el funcionario.

En la misma línea, Caio Rocha, Representante del IICA en Argentina y Coordinador de la Región Sur del organismo, señaló que “los dos últimos años vivimos una situación dramática que nos obligó a esforzarnos para encontrar soluciones a través del empleo de recursos digitales que no utilizábamos en todo su potencial. Es un camino del que no se vuelve y que nos traerá muchos beneficios".

El IICA viene implementando el proyecto “Fortalecimiento institucional para el acompañamiento a Planes Piloto para implementar la Agricultura 4.0 con agrosistemas digitales para la trazabilidad y la exportación agropecuaria en Uruguay, Perú, México y Panamá”, que busca mejorar el conocimiento en el uso de esta tecnología.

Argentina, Colombia y México están entre los países de la región donde la incorporación del blockchain va tomando más fuerza y dinamismo, explicó, a su turno, Gerardo Escudero, Representante del IICA en Panamá.

“Lo importante es la cooperación para acelerar la adopción de tecnologías digitales. Es relevante, sobre todo, atender a los pequeños y medianos productores y sus organizaciones. La digitalización debe ser incluyente y tiene que avanzar lo más pronto posible, porque esta es una carrera por los nuevos mercados, que se va a acelerar especialmente en la pospandemia”, afirmó.

Escudero advirtió que es muy común que en las oleadas de cambio tecnológico se creen brechas, que tienen el efecto de excluir a quienes cuentan con menos herramientas y capacidades para modernizarse, y que por eso es fundamental trabajar para que eso no suceda.

“Es esencial –señaló- cerrar brechas para que el potencial agroalimentario del continente se exprese cada vez más. Por eso hemos creado una alianza hemisférica con la empresa Food Chain, a través de la cual venimos impulsando tecnologías y aplicaciones”.

Escudero comparó a la tecnología blockchain con un libro contable digital, que asegura la trazabilidad de los alimentos, ya que sirve para demostrar su origen y colabora con la seguridad y la transparencia.

“La Unión Europea y la FDA, autoridad de alimentos y medicamentos de los Estados Unidos, ya están incorporando rápidamente el blockchain a sus actuaciones. La tecnología viene creciendo desde Asia y abarca cada vez más al mundo entero, por lo que no integrar a nuestros países y a nuestros pequeños productores es un costo de oportunidad bastante grande”, concluyó Escudero.

En el seminario también participaron Andrés Méndez, Director de Innovación, Tecnología y Buenas Prácticas Agrícolas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Argentina, así como David Proenza y Laila Espinosa, en representación de la empresa FoodChain.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Share This