Niveles Estacionales de Se y Co en Pastos de Áreas Ganaderas de la Provincia de Chiriquí

Un tema crítico en la ganadería chiricana!!

Por: Alex D. Samudio Ing. Zoot. M.Sc. Tiffani Ostía Ing. Zoot.  

Resumen

La atención a la nutrición animal y en particular la mineral, es de fundamental importancia para garantizar el bienestar y productividad animal en cualquiera de los más demandados rubros de consumo humano, como carne y leche.  En estos procesos productivos es ampliamente comprobado el  importante papel que desempeñan los minerales en todos los procesos fisiológicos en ellos involucrados.

Tomando en consideración estos aspectos, se ha realizado el presente estudio el cual se desarrolló  durante la estación lluviosa de 2017 (septiembre, octubre y noviembre) y la estación seca de 2018 (enero, febrero y marzo).  Para ello fueron seleccionadas al azar 26 localidades de la Provincia de Chiriquí siendo ellas San Andrés, Santa Marta, Santo Domingo, Bijagual, Gualaca, Progreso, San Pablo Nuevo, Divalá, Chiriquí, Boquerón, Cañas Gordas, Alanje, Santo Tomás, Boquete, Aserrío de Gariché, Gómez, Puerto Armuelles, Bágala, Rincón, Volcán, San Félix, San Carlos, San Juan, Tolé, Remedios y Las Lomas).

En cada una de estas localidades y épocas se escogieron 10 fincas de las cuales se tomaron muestras (parte aérea fresca) de los pastos Brachiarias decumbens, Brachiaria humidícola, Panicum máximum cv Mombaza, Digitaria swazilandensis y Cynodon nlemfuensis. En este mismo orden de estaciones los niveles promedios de materia Seca (M.S) fueron de 24.34% y 34.23%, los cuales son normales para ambas épocas. Entre localidades y épocas (lluviosa y seca) se encontró diferencias significativas (p<0.001) para los niveles promedios de Se determinados en 0.053 ppm, 0.023 ppm y  Co de 0.057 ppm, 0.033 ppm respectivamente.

En la época lluviosa las localidades con los mayores y menores promedios de Se fueron Volcán (0.082 ppm) y Las Lomas (0.020 ppm) respectivamente; en la época seca fueron Santa Marta (0.048 ppm) y los menores con niveles trazas fueron Las Lomas, Remedios, San Carlos, San Félix y San Juan.  Para el Co la localidad con mayor nivel en época lluviosa fue Volcán (0.082 ppm) y el de menor nivel fue Tolé (0.028 ppm); en la época seca el mayor nivel lo reportó Volcán (0.062 ppm) y el menor Chiriquí (0.020 ppm). La interacción localidad x época para el contenido de Se y Co mostró diferencias significativas (p<0.001) sin embargo en esta interacción no se encontró diferencias significativas (p>0.005) dentro de las localidades. Con  relación a las concentraciones encontradas en los pastos se observó que tanto el Se como el Co, son deficientes en ambas estaciones y  en todas las localidades.

Esta deficiencia es tal que el nivel encontrado, no satisface los requerimientos para atender los procesos orgánicos que estos elementos deben garantizar en los animales, debiéndose prestar atención en su adecuada suplementación. Los niveles establecidos por la NRC (2000, 2001 y 2009) para el Co y Se en bovinos de carne, leche y equinos respectivamente están fijados en 0.07 – 0.10 ppm y 0.20 ppm para el Co y Se respectivamente. Es importante resaltar que el perfil de estos elementos en una mezcla mineralizada para la Provincia de Chiriquí deberá apegarse a los niveles que garanticen el aporte de 100% de los requerimientos de los animales y no al 100% de la deficiencia de los pastos.

La sugerencia indicada obedece al hecho de que estos minerales están involucrados en procesos fisiológicos importantes, siendo que una deficiencia de Se esta relacionada a: crecimiento retardado, sistema inmunológico deficiente, baja actividad de la glutatión peroxidasa GSH – PX y su consecuente baja protección de las membranas celulares, distrofia muscular.  En la reproducción inducirá, retenciones placentarias, predisposición a infecciones uterinas y mastitis, mortalidad embrionaria (3 a 4 semanas) y en machos se afecta la motilidad espermática.  Por su parte una deficiencia de Co inducirá anemia, falta de apetito, crecimiento retardado, pérdida de peso y condición corporal, apetito depravado (pica).  La deficiencia de Co conlleva también a una baja síntesis de vitamina B12 en el rumen y esto a su vez inducirá a una baja eficiencia en la actividad de la enzima Metil Malonil CoA isomerasa (dependiente de B12) la cual es responsable de la conversión metabólica de Malonil Co A a Succinil CoA  para la producción ATP en el ciclo de Kreps. Derivado de ello podemos resumir que, deficiencia de Co, conlleva a deficiencia de B12 comprometiéndose así el mecanismo de producción energética celular en los rumiantes.

Share This