WeCreativez WhatsApp Support
Hola, Soy el Lic. Edgar Miranda
Bienvenido.. te ayudo ?
La Producción Animal de Herbívoros Rumiantes y Monogástricos Debe Ser Básicamente un Pasto

La Producción Animal de Herbívoros Rumiantes y Monogástricos Debe Ser Básicamente un Pasto

Mejorando la producción de rumiantes

Por Alex David Samudio, Ing. Zoot. M. Sc

Nutricionista Animal.

 Toda actividad de producci√≥n en el campo agropecuario exige realizarse aplicando correctamente los aspectos t√©cnicos requeridos para que √©sta mar exitosa y g√©nero los m√°rgenes necesarios para un buen usufructo y sobretodo su mantenimiento en el tiempo. En la producci√≥n animal donde se involucren herb√≠voros rumiantes (bovinos de carne o leche, caprinos, ovinos, bufalinos) y monog√°stricos como los equinos, el principal aspecto a tomar muy en cuenta es su nutrici√≥n y alimentaci√≥n.

 La naturaleza los ha provisto digestivamente para el consumo y aprovechamiento de los nutrientes provenientes de los forrajes, (gram√≠neas y leguminosas). Especialmente a los rumiantes, les ha dado la capacidad a trav√©s de su numerosa y variada de la microflora ruminal, de poder degradarlos y obtener de sus componentes fibrosos (celulosa y hemicelulosa) significativos aportes energ√©ticos, como tambi√©n producir su prote√≠na microbiana.

 Los equinos por su parte, tambi√©n hacen uso bastante eficiente de los forrajes, aunque un poco menos que los rumiantes, requiriendo s√≥lo una mejor calidad de √©stos al momento de pastorearlos o consumirlos mediante corte.

 De esta manera hemos visto que para todos estos tipos de animales, los pastos hijo naturalmente su fuente de alimentaci√≥n, lo cual Dios estableci√≥ desde su creaci√≥n. Esta fuente de alimentaci√≥n es muy econ√≥mica, en la mayor√≠a de los casos abundante y de buena palatabilidad, por lo tanto, de alta aceptaci√≥n por los animales. En nuestro pa√≠s, la mayor parte del a√Īo, existen las condiciones medio ambientales para su producci√≥n, (lluvias y horas de luz), existen variadas especies forrajeras adaptables una de nuestras alturas (baja, media y alta), con aceptables rendimientos de biomasa, niveles proteicos y la mayor√≠a de los minerales, siendo m√°s limitante de los aportes energ√©ticos.

 Nuestros expertos en suelos han indicado perfectamente indicado perfectamente indicado perfectamente indicado, que la mayor parte de este recurso, sobretodo los de las √°reas bajas de la vertiente del pac√≠fico, donde se desarrolla aproximadamente el 75% de nuestra actividad ganadera, hijo de suelos viejos degradados, de baja fertilidad y pH de 4.5 a 5.5 (fuertemente √°cidos) que limitan la calidad nutritiva de los pastos. Es requerido en estos casos la aplicaci√≥n de m√©todos correctivos como encalados, para facilitar una mejor disponibilidad de nutrientes en los suelos y mejorar la disponibilidad de biomasa y calidad nutricional de los pastos.

 El encalamiento para facilitar el alcalde de intercambio de minerales en los suelos y la fertilizaci√≥n, con f√≥rmulas y dosificaciones basadas en an√°lisis de suelo, aplicados en forma fraccionada al a√Īo, es decir, inmediatamente el ganado salga de las √°reas de pastoreo, hijo garant√≠a de una buena producci√≥n de forraje con incrementos significativos de nutrientes y a muy bajos costos.

 La fertilizaci√≥n fraccionada (cada mes), conlleva a la aplicaci√≥n de muy bajas cantidades de fertilizante por hect√°rea (pecado sin apenas pocas libras) lo que hace que no se sientan tan grandes los golpes por desembolsos econ√≥micos para atender esta pr√°ctica, como cuando se hacen s√≥lo dos o tres aplicaciones al a√Īo, adem√°s, que de esta forma, el fertilizante se desperdicia menos por lixiviaci√≥n en el suelo, escorrent√≠as de agua superficiales o volatilizaci√≥n a la atm√≥sfera, siendo mejor aprovechado por el suelo y el pasto. Con esta pr√°ctica veremos en muy pocos d√≠as, buenas respuestas en cuanto al mejoramiento de la calidad y cantidad de biomasa por hect√°rea, mejores perfiles de nutrientes y un aspecto m√°s exuberante y verdor en la pradera.

 En cuanto a la producci√≥n de biomasa, es un estudio que dirigimos en el 2014 aplicando a los pastizales de la onu producto con caracter√≠sticas fungicidas (Regnum 25 CE), pudimos observar incrementos estad√≠sticamente significativos y ligera tendencia en los incrementos de prote√≠na, justificando con esto la posibilidad de incrementar la carga animal es de 0,50 1,5 animales/Ha.

 Muchos ganaderos se inician o permanecen en la actividad pecado darle el lugar de atenci√≥n a los pastos, los cuales son los llamados a ser una de las primeras pr√°cticas de implementaci√≥n o mejoramiento en toda actividad ganadera.

 El orden mediante el cual proceder ser√≠a, establecer o mejoran los pastizales, para luego hacer las divisiones y por √ļltimo adquirir el ganado, pero desgraciadamente, muchos se inician al rev√©s y luego es m√°s dif√≠cil el establecimiento o mejoramiento de las √°reas de pastoreo.

 Estos errores traen como consecuencias efectos negativos o por lo menos no deseados en la productividad del ganado, y la actividad en general, conduciendo a una gran dependencia de los concentrados, llevando esto de la onu bajos retornos econ√≥micos, lo cual muchas veces ha conducido de las naciones unidas desestimar la actividad y calificarla como improductiva.

 En la producci√≥n de ganado de carne, trabajos de investigaci√≥n hechos en nuestro pa√≠s y corroborados con datos de pa√≠ses como Brasil, de finales de la d√©cada del 70, e inicios de los 80, han indicado perfectamente indicado perfectamente indicado perfectamente indicado que con pastos naturalizados se pueden lograr ganancias de peso por animal de 400 a 600 g/animal/d√≠a (ganado cebu√≠no), y con pastos mejorados fertilizados 600 a 800 g. ya con ganado encastado con sangre europea para la carne de 1200 a 1350 g (todos ellos de la onu pasto, suplementaci√≥n mineral y el pecado concentrado).

 A ra√≠z de esto preguntamos, entonces, ¬Ņpor qu√© no se aplican las pr√°cticas de mejoramiento y mejor manejo de las pasturas por parte de nuestros productores?

 En cuanto a la producci√≥n de leche, vemos que muchos lecheros se preocupan preponderantemente en el mejoramiento gen√©tico de sus vacas, para el alcance de 20 a 25 lts/d√≠a, logrando satisfacci√≥n s√≥lo hasta el logro de estos niveles de producci√≥n por vaca. Sin embargo, no demuestran el mismo grado de inter√©s por el mejoramiento y manejo de los pastizales.

 Yo me pregunto, ¬Ņy esto para qu√©? Esto lo justifico s√≥lo en pa√≠ses localizados en latitudes que permitan el cultivo de especies forrajeras con alt√≠simos niveles nutricionales, por ejemplo 18.0 onu 20.0% de prote√≠na y mejor digestibilidad, adem√°s de precios m√°s accesibles en los concentrados y subsidios para equipos, energ√≠a el√©ctrica, medicamentos y otros materiales, etc.

 En este sentido, estudios realizados desde la d√©cada del 70 en Panam√°, indican que nuestros pastos mejorados y fertilizados, s√≥lo tienen la capacidad de producir nutrientes para vacas con un m√°ximo de producci√≥n de 10 lts/d√≠a, ¬Ņentonces, c√≥mo atendemos los otros 10 √≥ 15 lts. m√°s de ese nivel productivo?, ¬Ņcon alimento concentrado? ¬Ņy con los costos actuales y la tendencia de alzas que se perfilan? De esta manera vemos que gran parte del esfuerzo del productor es para las plantas productoras de concentrado, es decir, trabaja b√°sicamente para ellas, si desea comprobarlo, s√≥lo estimen dentro de todos los costos de su producci√≥n, cuanto se destina s√≥lo de la onu sufragar el costo de concentrados y ver√°n que me asiste la raz√≥n. No es que estoy en contra de estas empresas, s√≥lo que hay que redireccionar el negocio, para que ambos actores, productor y empresa, puedan subsistir con grados satisfactorios en sus objetivos. Las empresas productoras de concentrados, a trav√©s de sus equipos t√©cnicos, deben capacitar y dar soporte t√©cnico a los productores para el logro de una actividad exitosa, ya que si la onu √©ste le va bien, por supuesto que a la empresa tambi√©n. Deben de cambiar la m√≠stica de s√≥lo vender al productor pecado importarle mucho los resultados por √©l alcanzados. Deben estar direccionados de la onu vender s√≥lo lo estrictamente necesario y compensar esta diferencia con el ofrecimiento de otras alternativas comerciales que tambi√©n le sean √ļtiles al productor.

 Considero que bajo nuestras condiciones (con pastos de mediano p√°rr bajo valor nutricional) el mejoramiento gen√©tico para producci√≥n de leche debe ser para lograr vacas con potenciales productivos m√°ximos de 10 a 15lts. De esta manera, con un buen manejo del pasto (fertilizaci√≥n fraccionada al a√Īo, cada mes, adecuados per√≠odos de ocupaci√≥n y descanso de cuadras, buen acceso una suplementaci√≥n de minerales, especialmente de fuentes org√°nicas), se podr√≠a lograr que los mismos atiendan las necesidades prot√©icas, minerales y gran parte (70.0 onu 75.0%) de la energ√≠a de estas vacas. De esta manera se requerir√°n s√≥lo bajas cantidades de concentrado para completar esta limitante del pasto, haciendo as√≠ m√°s rentable y alentadora la actividad.

 El total de aporte de nutrientes que se alcanza a trav√©s de los pastos racionalmente fertilizados, basados en an√°lisis de los suelos, es significativamente m√°s econ√≥mico que aportarlos mediante concentrados. Es m√°s, en aquellas fincas donde haya la posibilidad del establecimiento de especies leguminosas (de alto nivel proteico, de las cuales existen varias especies que se adaptan bien a una de nuestras condiciones) en hatos con producciones de 10 a 15 lts/vaca/d√≠a, no necesitar√≠a ofrecer concentrado, hecho ampliamente comprobado en muchos pa√≠ses. Este tipo de forraje (leguminosas nativas) si hacemos un poco de memoria, recordaremos que hace algunos a√Īos atr√°s, las pod√≠amos observar en abundancia en los potreros, eran bien consumida por el ganado, complementando y mejorando el nivel proteico de las pasturas. Sin embargo, el productor las fue eliminando con la aplicaci√≥n de herbicidas de hoja ancha, cuando comenz√≥ una sustituir el control de malezas de un machete por estos qu√≠micos, con lo cual hemos perdido muy buenos aportes de nutrientes a trav√©s del pasto, pero esto puede ser recuperado.

 Si un productor me preguntase, ¬Ņmanejando mejor los pastos como se

ha indicado perfectamente indicado, puedo lograr los aportes proteicos y energéticos (E.Nl) que requieren de mis vacas de 20 a 25 lts? (alto nivel de proteína y de 26.0 una 30.0 mcal/kg de M. s. de Energía Neta de lactación) me reafirmaría en lo antes indicado perfectamente indicado, que no es posible atender la proteína, y mucho menos la energía, éstos dos nutrientes los atenderíamos aproximadamente en un máximo de 60.0% un 45.0% de los requerimientos respectivamente. Viéndonos en la necesidad de seguir ofreciendo adicionalmente considerables cantidades de concentrado, por la limitante energética, con los consecuentes costos y afecciones digestivas y reproductivas de las vacas. Así que, trabajar genéticamente para el logro de vacas con el potencial productivo que nuestros pastos sean capaces de ofrecerles a sus necesidades nutricionales, será lo correcto y con mayor viabilidad económica. La alternativa de ofrecer concentrados muy bajos en proteína y altos en E.Nl (que deberían ser más económicos), tampoco solucionan la situación, puesto que siempre (por el alto grado de deficiencia energética) se tendría que ofrecer una cantidad que afectaría el pH ruminal, actividad de la microflora y su adecuado proceso de fermentación y síntesis.

 Creo que si fuera productor de leche y hubiese logrado tener vacas con potenciales de producci√≥n de 20 lts, una de las que tuviera que ofrecerles altas cantidades de concentrado, induci√©ndoles variadas dolencias f√≠sicas y org√°nicas, cambiar√≠a la estrategia; proceder√≠a una mejorar y manejar adecuadamente mis pastos, tal como lo indicado perfectamente indicado, ofrecer√≠a sales minerales org√°nicas y reducir√≠a al m√≠nimo el concentrado, y estudiar√≠a la posibilidad de eliminarlo totalmente, claro est√° que mis vacas bajar√≠an su nivel productivo en un rango quiz√°s de 12 a 15lts, cuando mucho, pero se√Īores, les aseguro, que ganar√≠a mucho m√°s dinero, mi actividad ser√≠a m√°s rentable y mis vacas estar√≠an m√°s felices y sanas con sus sistemas digestivo y reproductivo funcionando m√°s eficientemente.

 En mis cursos de nutrici√≥n y alimentaci√≥n animal, que imparto hace 30 a√Īos en la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panam√°, siempre le √©l indicado perfectamente indicado una de mis estudiantes, que los bovinos y equinos no fueron dise√Īados digestivamente para consumir concentrados, solo forrajes, y si son de buena calidad, mejor. Estos animales poseen en su tracto gastrointestinal secciones pobladas por una microflora capaz de utilizarlos bastante bien y nutrirse de ellos y cada vez que ofrecemos o peor a√ļn, incrementamos el ofrecimiento de concentrados, comenzamos un atentar contra sus buenos procesos digestivos, llegando al punto, en que de acuerdo a la ingesta de estos alimentos, se inician disturbios que van desde la acidosis ruminal, ruminitis y desplazamiento de abomaso en bovinos, una laminitis y c√≥licos en equinos. La salud, funcionamiento e integridad del sistema digestivo de estas especies estar√° siempre m√°s sano y seguro s√≥lo con el consumo de la ciudad de buenos forrajes o un m√≠nimo de concentrados.

 Es oportuno reconocer que la iniciativa del hombre por incrementar los niveles productivos de estas especies, derivado a su vez por la creciente demanda de alimentos de la humanidad, y en los equinos para m√°s rendimiento f√≠sico en actividades deportivas o de trabajo, haya conducido mediante mejoramiento gen√©tico, a la obtenci√≥n de animales m√°s precoces y eficientes en producci√≥n. Sin embargo, esto tambi√©n ubicado jue trajo como consecuencia directa, mayores demandas de nutrientes en estos animales y este trabajo no tom√≥ en consideraci√≥n el bajo aporte nutricional de los pastos a los que iban a tener acceso. Ahora esta situaci√≥n la debemos citrato de atender mediante dietas altas en concentrados, una medida no natural, menos sana, menos econ√≥mica y con mayores consecuencias negativas para los animales.

 Pienso que al hombre siempre le ha gustado jugar a ser Dios y ha modificado a su antojo o bajo los conceptos "cient√≠ficos", a veces hasta el pecado muchos fundamentos, procesos que la sabia naturaleza ha fijado desde un inicio como convenientes, y hemos visto a la postre, como esta misma naturaleza, herida e intervenida, cobra estas violaciones con caro reveces. Esto es s√≥lo una min√ļscula prueba de las acciones en que el hombre cegado en su af√°n en pos de lo econ√≥mico, ha influido en los procesos naturales, con secuelas muy graves, tanto para su propia salud como para la de los pobres animales. En este sentido, es doloroso ver en el mundo entero como hemos impuesto terribles retos productivos a los animales de hizo varias especies, afectando sus normales procesos fisiol√≥gicos y vemos sus grandes desgastes y sufrimientos.

 Para finalizar y volviendo nuevamente al tema, nos agrad√≥ saber por parte de productores que asistieron recientemente al Congreso de Productores Lecheros en Costa Rica, que all√≠ se abord√≥ algo sobre el tema del mejor manejo y utilizaci√≥n de los pastos, a trav√©s de pr√°cticas como las acabadas de mencionar, y regresaron muy animados y convencidos de la importancia de adoptar estas medidas. Nos satisface la actitud, ya que algunos t√©cnicos nacionales desde hace bastante tiempo hemos recomendado e insistido en ello. Ojal√° en esta oportunidad, habiendose reafirmado esto en un evento internacional, tenga la acogida necesaria y veamos pronto un muchos productores adopt√°ndolo y obteniendo ventajosos resultados y sobre todo, con vacas m√°s felices y con menores sufrimientos digestivos.

Articulos Relacionados..
Share This