WeCreativez WhatsApp Support
Hola, Soy el Lic. Edgar Miranda
Bienvenido.. te ayudo ?
Establecimiento, Manejo y Utilización de Maní Forrajero (Arachis pintoi), Asociado con Gramíneas para Sistemas de Producción de Carne o Leche

Establecimiento, Manejo y Utilización de Maní Forrajero (Arachis pintoi)

Establecimiento, Manejo y Utilización de Maní Forrajero (Arachis pintoi), Asociado con Gramíneas para Sistemas de Producción de Carne o Leche...

Por: Rubén Montenegro1 / Bolívar Pinzón2

Introducción:
En general, las leguminosas forrajeras son de alto valor nutritivo y su uso, en forma asociada con gramíneas, para pastoreo, son cada día de mayor importancia como alternativa bioeconómicamente factible y sostenible para la alimentación de ganado, si se considera que las pasturas de alta calidad constituyen la alternativa más barata. El maní forrajero (Arachis pintoi), ha demostrado ser una leguminosa de gran potencial para el trópico, por su adaptación a varios ecosistemas, se asocia bien con gramíneas y contribuye al mejoramiento del suelo y a la calidad del forraje.

Características y ventajas del uso del maní forrajero en asociación con gramíneas

*Se asocia bien con casi todas las gramíneas de pastoreo en Panamá y puede introducirse en gramíneas ya establecidas, sin interrumpir el pastoreo, lo cual no es posible con otras leguminosas.

*Fija nitrógeno atmosférico y lo hace disponible para la gramínea acompañante, lo que permite suprimir la fertilización nitrogenada y reducir los costos de producción.

*Es perenne, tolera sequías de hasta seis meses, se mantienen verde en períodos más cortos y también prospera en suelos encharcados.

*Soporta cargas altas y pastoreo bajo.

*Es muy consumida por los animales después de un período de adaptación; de alto valor proteico, muy digestible y rica en calcio.

*Se recupera bien en períodos de alta precipitación y nubosidad, cuando algunas gramíneas se retrasan.

*Su proporción es regulada por el consumo animal, por la sequía y por la competencia de la gramínea.

*Incrementa la producción de carne y leche.

Establecimiento de maní forrajero con gramíneas

El establecimiento del maní forrajero puede hacerse en siembras nuevas, junto con la gramínea y también con gramíneas ya establecidas, lo cual puede hacerse sin afectar el pastoreo, debido al bajo consumo de la leguminosa en los primeros dos o tres meses de establecimiento. En ambos casos, el propósito debe ser lograr una asociación con bastante leguminosa en un período de un año. La introducción del maní forrajero con material vegetativo o estolones en una gramínea, puede hacerse a un costo aproximado entre 190 y 200 dólares, bajo las condiciones y métodos que se describen a continuación.

* Siembras nuevas con labranza convencional

La siembra de maní forrajero, en el suelo preparado con maquinaria, es el método más práctico para siembras en tierras planas.

1.Se inicia con una base de arado al final del verano o cuando la vegetación está baja y un pase de rastra pesada, después de la germinación de las malezas.

2.Treinta días después se distribuye, en forma simultánea al voleo o en hileras, los estolones de la leguminosa y de la gramínea (Swazi, Estrella y Alicia) y se tapa con el segundo y último pase rastra pesada, que también eliminará la maleza que haya germinado. La siembra con estolones debe hacerse en días lluviosos y no deben dejarse mucho tiempo sin tapar a pleno sol, ya que éstos se deshidratan rápidamente.

3.Cuando la siembra de la gramínea es con semilla gámica, debe esperarse un aguacero después del tapado de los estolones de la leguminosa para volear la semilla de Brachiaria como decumbens, brizantha, dictyoneura y humidicola.

* Siembras nuevas con mínima labranza

1.Este método consiste en eliminar la vegetación existente con herbicidas sistémicos no selectivos como glifosato (3-4 lt/ha de producto comercial) y es ideal para zonas con mucha pendiente, donde no es factible el uso de maquinaria.

2.Una vez confirmado el efecto del herbicida sobre la vegetación, se procede a la siembra a chuzo, a distancia de 0.80 metros entre hileras y plantas, con estolones de maní forrajero y de la gramínea (Ejemplo: Pasto Swazi, Estrella, Alicia) o con semilla gámica de la gramínea distribuida al voleo. Ejemplo: B. decumbens, B. dictyoneura o B. humidicola.

* Siembra en gramíneas ya establecidas

Es completamente factible utilizar el maní forrajero en pastos establecidos, sin alterar su manejo y aprovechamiento.

La primera opción es la siembra en surcos hechos con tractor, adecuada para terrenos mecanizables.

1.Surcado a 0.15-0.20 metros de ancho y profundidad, a distancia de 0.80-1.0 metros entre surcos, después de un pastoreo fuerte.

2.Distribución de los estolones de maní forrajero a chorro continuo y traslapados en los surcos.

3.Tapado rápido de los estolones con la tierra suelta de los surcos; éste se realiza con el pie, con azada o con un pase de rastra liviana en dirección de los surcos. Este último método es el más rápido, práctico y requiere menos manos de obra para el tapado del maní forrajero en surco, en gramíneas establecidas.

La segunda opción en gramíneas establecidas es la siembra a chuzo con mínima labranza; este método es adecuado para terrenos con mucha pendiente en donde no es posible el uso de maquinaria. No requiere aplicación de herbicidas, solo un pastoreo bajo y se procede a la siembra a chuzo entre el pasto a 0.80-1.0 m entre plantas, se colocan 3-4 estolones acostados y se tapan con el pie.

Material vegetativo y tasa de siembra del maní forrajero

Una alta tasa de siembra con estolones de maní forrajero es necesaria para formar una buena asociación. El ecotipo más fundido es el Arachis pintoi CIAT 18744, que produce gran cantidad de estolones, lo cual es una ventaja para su multiplicación, ya que se puede producir estolones en la propia finca.

-Usar 1.0-1.5 ton/ha de estolones de unos tres meses de edad, con nudos enraizados para siembras en surcos, en hileras o al voleo. En siembras a chuzo se colocan tres a cuatro estolones por sitio.

-La siembra de gramíneas recomendadas para la asociación se hace en las formas y tasa normalmente para cada especie, de acuerdo a la pureza y porcentaje de germinación.

Fertilización de asociaciones

Al momento de la siembra, aplicar 1.5 qq de superfosfato triple más un (1) qq de sulfato de potasio y magnesio por hectárea, depositarlo en el sitio de siembra o al voleo cuando se siembra de igual forma.

Para el mantenimiento, se puede aplicar al inicio de la época lluviosa de 25 a 50 por ciento de la fertilización de establecimiento al menos cada dos años.

Pastoreo inicial

El primer pastoreo, después de la siembra, debe hacerse entre los dos y cuatro meses, dependiendo de la agresividad de la gramínea para reducir su competencia y favorecer al maní forrajero que es más lento en su establecimiento. En los primeros pastoreos, los animales prefieren la gramínea, sobre todo si estos no han consumido maní forrajero previamente.

Manejo del pastoreo y balance de la asociación

El balance gramínea y leguminosa depende mucho de la carga animal, del consumo de las especies y del período de descanso de la pastura.

-Las cargas altas de 4.0 UA*/ha y el pastoreo continuo o períodos de descanso menores a 15 días por lapsos de dos a tres meses promueven mayor consumo de la gramínea, así como el aumento progresivo del maní forrajero.

-Cuando el maní forrajero alcanza un 45% en la pastura, se debe invertir el manejo hacia cargas bajas  y pastoreo rotacional.

-El maní forrajero aumenta vigorosamente al inicio de las lluvias y en períodos de alta incidencia de las lluvias, mientras que en la época seca se reduce al mínimo, por aumento en su consumo, debido a la alta calidad que mantiene su rebrote.

-Un balance adecuado se puede estabilizar con carga animal entre 2.0 a 3.5 UA/ha, períodos de ocupación entre 1-7 días y descanso entre 21- 28 días.

En siembras nuevas de la gramínea y leguminosas, en terreno rastreado, es necesario aplicar el herbicida preemergente pendimentalina  (2 lt/ha), para evitar la germinación de malezas. Este no afecta a los estolones de maní forrajero y a la semilla de Brachiaria.

-En siembras nuevas con mínima labranza (a chuzo) hay poca remoción del suelo y germinación de malezas, por lo que sólo es necesario asegurar un buen control de la vegetación antes de la siembra.

-En siembras de maní forrajero a chuzo o en surcos, en gramíneas ya establecidas, se recomienda hacer un control previo de las malezas de hoja ancha antes de la siembra.

-Cuanto menos se remueva el suelo para la siembra, como en surcos o a chuzo, menor será el problema con las malezas. Sin embargo, lo más difícil puede ser el control de las malezas de hoja ancha sin afectar al maní forrajero, las cuales pueden controlarse en estado pequeño (3-4 hojas) con herbicidas; también puede usarse la chapia o arrancado de malezas.

-En asociaciones bien establecidas, los problemas con malezas son poco frecuentes.

Control de insectos

Es importante considerar el control de arrieras, especialmente durante el establecimiento o cuando hay poco maní forrajero, puesto que es muy consumido por este insecto; diversos insecticidas pueden ser usados para su control.

Calidad nutritiva de  la  asociación

La presencia del maní forrajero mejora significativamente la calidad de una  pastura asociada, debido a los siguientes atributos de calidad:

*Proteína cruda, 13% en época seca y 18% en época lluviosa.

*Calcio, 1.7%

*Fósforo, 0.25%

*Digestibilidad in vitro, 60%

*Energía digestible, 2.1 Mca/kg

Además, se han registrado incrementos en el contenido de proteína de las gramíneas acompañantes.

Producción animal y costos de producción

-La mayor calidad de una pastura asociada permite incrementar la producción animal. Esto es, se incrementa de 30-60% en la ganancia de peso en ganado de engorde, lo que permite reducir el período de ceba.

-Aumenta la producción de leche en 1.0 lt/vaca/día.

-Incrementa la capacidad de carga de la pastura en 0.50 UA/ha, lo que permite aumentar la producción por hectárea.

-Los niveles de producción han sido comparados con los de pasturas fertilizadas con 50-100 kg de nitrógeno/ha/año, lo que representa la eliminación de gastos de fertilizante y, por ende, se reducen los costos de producción y se incrementa la rentabilidad de la actividad ganadera.

_______________________

1 Agr. Asistente. IDIAP. Estación Experimental de Gualaca. (CIAOC).

2 Ing. Agr. , M. Sc. IDIAP. Estación Experimental de Gualaca (CIAOC).

*UA= unidad animal equivale a un animal de 400 kg de peso vivo.

Fuente: Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP).

Articulos Relacionados..
Share This