Editorial de Abril 2018

 

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, fue testigo de la firma del contrato de préstamo entre el Gobierno de Panamá y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF, por sus siglas en inglés), con el que se acuerda impulsar el agro a través del Plan Maestro de la Región Occidental (PMARO), que beneficiará a 15 mil productores de Chiriquí, Bocas del Toro y la Comarca Ngäbe Buglé. Se trata de un programa de valor público-privado que apunta a elevar la competitividad del agro panameño mediante un proceso de revitalización y fortalecimiento de los servicios públicos que presta el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).

La firma de este préstamo permitirá la ejecución de la primera fase del plan por un crédito de 27.6 millones de dólares, que se centrará en apoyar al MIDA para generar, en los primeros dos años, la capacidad instalada que le permitirá atender a los primeros 2 mil 500 productores.

Esta primera fase se ejecutará a partir del 2018 hasta el 2020 y permitirá la realización 33 investigaciones básicas y aplicadas, la construcción de un centro de producción y capacitación que impartirá más de 370 cursos de comercialización agrícola, el equipamiento de 3 unidades de laboratorio, 25 mil asistencias técnicas en finca, dos mil 500 sesiones de escuelas de campo, capacitación de 570 fincas en manejo hídrico, entre otras acciones.

Los rubros que se priorizarán en el plan son carne, leche, café, cacao, plátano y hortalizas; sin embargo, el plan responderá a la demanda de cualquier rubro, presentado por grupos organizados de productores, que cumplan con los requerimientos definidos para los planes de negocio. El proyecto completo tiene una duración de 7 años, y tendrá un costo de 557 millones de dólares, de los cuales 402 millones serán invertidos por el sector privado, y los otros 155 millones por el sector público.

Como primera operación soberana en el sector agropecuario en Panamá, este plan servirá como punto de partida para próximas operaciones en otras regiones del país y otros países miembros de CAF que han priorizado el sector y que requieren implementar planes similares.

El PMARO funcionará como una guía que instrumentará el desarrollo del agro de la región occidental en los próximos 10 años, y ha sido el resultado de un cuidadoso proceso de diagnóstico y diseño participativo, acompañado de una intensa gestión para su implementación.

Los ministros de Economía y Finanzas y Desarrollo Agropecuario, Dulcidio de la Guardia y Eduardo Enrique Carles, respectivamente, y el presidente ejecutivo de CAF, Luis Carraza, fueron los encargados de firmar este acuerdo en presencia del mandatario de la nación, del ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán y el directorio de CAF en América Latina.

Copyright 2012. Actualidad Agropecuaria