Editorial de Agosto 2017

 

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano da Silva, visitó Panamá el pasado mes de julio para firmar cuatro acuerdos de cooperación con el país. El propósito de los mismos es acelerar la erradicación del hambre y establecer una alianza con la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA), para reducir la pobreza y la malnutrición.

En su encuentro con el presidente de la República, Juan Carlos Varela, el director general de la FAO dijo que Panamá ha manifestado un compromiso al más alto nivel para erradicar el hambre y cumplir las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Graziano da Silva firmó acuerdos de cooperación con los ministros de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Gobierno, Ambiente y Relaciones Exteriores, para hacer frente a las principales causas de la malnutrición en Panamá y para compartir estas experiencias con otros países en desarrollo.

En los acuerdos, los firmantes acordaron trabajar conjuntamente para impulsar el desarrollo productivo de las comarcas indígenas de Panamá. La subalimentación afecta a más del 60 por ciento de los indígenas de Panamá. Por ese motivo, la FAO y el MIDA firmaron un acuerdo de asistencia técnica para fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional de las comunidades indígenas y mejorar su productividad y capacidades de organización.

Según el director general la FAO, a través de estas acciones se dará impulso a la implementación del Plan de Desarrollo Integral de Pueblos Indígenas de Panamá, junto a las autoridades tradicionales de estos pueblos.

Sobre el acuerdo firmado con el Ministerio de Medio Ambiente, éste permitirá dar asistencia técnica para diseñar el componente nacional del Programa para el Corredor Seco Centroamericano, que la FAO está ayudando a formular. El programa busca mejorar la protección de los ecosistemas, servicios ambientales, y la resiliencia de las comunidades más vulnerables del Corredor Seco de Panamá ante los efectos del cambio climático.

 

Finalmente, el acuerdo firmado entre la FAO y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá busca impulsar la cooperación con otros países en desarrollo en materia de seguridad alimentaria y nutricional y fortalecimiento de la agricultura familiar, en el marco del Plan Panamá Coopera 2030. A través de la cooperación triangular con la FAO, Panamá ya trabaja con Haití para impulsar la producción sostenible de alimentos, y a futuro se buscará replicar esta experiencia con otros países.

Copyright 2012. Actualidad Agropecuaria